Suecia quinta en un Eurovisión que gana Portugal por primera vez

Robin Bengtsson interpretando 'I can't go on' en Eurovisión 2017 (Photo: Andres Putting)

Suecia ha quedado quinta en una intensa final de Eurovisión en la que Portugal se ha llevado la victoria. Noruega y Dinamarca ocupan los puestos 10 y 20. España ha quedado última con solamente 5 puntos y con el "gallo" de Manel Navarro como principal titular. Te contamos cómo ha sido la final de este año.

Esta noche se ha celebrado en Kiev la final de Eurovisión 2017 en la que 26 países competían tras haber pasado por las semifinales celebradas el martes 9 y el jueves 11 de mayo.

Si bien Finlandia con Norma John y su Blackbird partía como uno de los países mejor valorados de este año, finalmente no logró el pase a la final igual que le ocurrió a la islandesa Svala. Los que sí han llegado a la final de este año son Suecia, con Robin Bengtsson; Dinamarca, con Anja y Noruega con JOWST.

Noruega ha vuelto a la final tras el lapso del año pasado cuando Agnete no logró clasificarse con Icebreaker mientras que Anja ha logrado que Dinamarca regrese a la gran final tras dos años consecutivos sin conseguir plaza en ella.


El trío nórdico ha repetido a la perfección las propuestas que ya mostraron en sus preselecciones nacionales y que ya habían calcado durante las semifinales de esta misma semana.

Y aunque este año los nórdicos tampoco han hecho pleno, sí se han sumado a la final dos producciones nórdicas más. Se trata de la de Reino Unido con Lucie Jones y su Never give up on you que tiene detrás, entre otros, a Emmelie de Forest, que ganó Eurovisión en 2013 con Only teardrops. También repiten producción nórdica los chipriotas representados por Hovig y su Gravity, tema de Thomas G:son, uno de los compositores que más temas ha llevado a Eurovisión y al Melodifestivalen y que, de hecho, logró la victoria para Suecia en 2012 con la Euphoria de Loreen.

Además, los suecos han tenido que ir al rescate de este Eurovisión después de varios problemas en el país pero sin embargo eso no ha sido suficiente para igualar lo que la SVT nos ofreció el año pasado en Estocolmo.

Ha faltado ritmo, novedad y riesgo en casi todo perdiendo la oportunidad de aprovechar al máximo el programa musical con más audiencia de nuestro continente. Eso sí, no ha faltado Måns Zelmerlöw para "rescatar" el festival con un poco de humor a la sueca y enseñar a los presentadores a ser los mejores.

Sin embargo, esta edición sí nos ha dejado unas cuantas joyas musicales y un importante cambio: varias canciones en idiomas diferentes del inglés muy bien clasificadas en la tabla final. Nos encantaría que esta fuese una tendencia que se consolidase en el corto plazo y que los países nórdicos volviesen a animarse a llevar temas en sus idiomas.

La victoria ha sido por primera vez para Portugal que gracias a Salvador y su Amar pelos dois, compuesto por su hermana Luísa Sobral, le ha dado la victoria al país con un tema en portugués tras 53 años de intentos.

Como decía Salvador Sobral, "la música no son fuegos artificiales, la música es sentimiento". Y lo cierto es que tanto el público como el jurado europeos han apostado por la música que de verdad llega al alma dejando a un lado todos los complementos que hacen grande un espectáculo de televisión. Eso no significará renunciar a ellos, no. Eso significará dejar de renunciar a la música como herramienta imprescindible para contar historias.

En Eurovisión 2017 han ganado los sentimientos, la sencillez y la honestidad sobre el escenario. El público y el jurado han estado más de acuerdo que nunca y Portugal ha recibido el mayor número de puntos de toda la historia.


Suecia ha sido el único país nórdico que ha logrado entrar en el top 5 de este año gracias a un buen tema pop bien acompañado por el resto de elementos tras unas votaciones lideradas en todo momento por Portugal. El pop sigue siendo indispensable en un formato pensado para el público generalista, de gustos dispares, y también necesario para dar ritmo a un show de algo más de tres horas de duración. La música no se puede entender sin pop.

España ha corrido peor suerte logrando solamente 5 puntos del público y cerrando la tabla en este año.

Así han sido las actuaciones de los tres candidatos nórdicos que competían esta noche en la final de Eurovisión.

Suecia - Robin Bengtsson, I Can’t Go On (David Kreuger, Hamed ”K-One” Pirouzpanah, Robin Stjernberg)



Noruega - JOWST, Grab The Moment (Jonas McDonnell y Joakim With Steen)



Dinamarca - Anja, Where I am (Anja Nissen, Angel Tupai y Michael D'Arcy)



Söngvakkeppnin, Uuden Musiikin Kilpailu, Melodi Grand Prix, Dansk Melodi Grand Prix, Melodifestivalen... Han sido meses muy intensos en la escena nórdica y ahora toca un descanso aunque todos están ya preparando sus preselecciones de cara a Eurovisión 2018. El festival es los 365 días del año allí, por aquello de que la música ocupa el lugar que debe ocupar.

Nos vemos el próximo año en Portugal y hoy no podemos hacer otra cosa que cerrar esta publicación con la mayor joya que Eurovisión nos ha dejado en los últimos años: Amar pelos dois, de Salvador Sobral. Parabéns Portugal!

jdavidsobral

Periodista y Community Manager. Blogger en www.nordpop.com y un gran fan de las nuevas tecnologías, la comunicación online, la música y la cultura nórdica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario