Sabina Ddumba, Niklas Strömstedt y Andreas Johnson en el Teatro Apollo

 Niklas Strömstedt, Sabina Ddumba y Andreas Johnson (Photo: SVT)

Esta noche se ha emitido la cuarta y última entrega de En kväll i New York grabada el pasado mes de mayo en el mítico Teatro Apollo. Los protagonistas han sido esta vez Sabina Ddumba, Niklas Strömstedt y Andreas Johnson. Todos ellos han versionado alguno de sus grandes éxitos.

En las últimas semanas hemos visto sobre el escenario del Apollo a artistas como Zara Larsson, Titiyo, Darin, Roger Pontare, Sarah Dawn Finer, Linda Pira, Andreas Lundstedt, Charlotte Perrelli, Oscar Zia y Molly Sandén tal y como te hemos ido contando.

Por este mítico escenario han pasado artistas como Billie Holiday, Ella Fitzgerald, Stevie Wonder, Michael Jackson, James Brown y Aretha Franklin. Ahora ese mismo escenario es tomado por suecos que han triunfado dentro y fuera de su país. Llegan para ofrecernos una nueva visión de sus temas con mayor repercusión.

Sabina Ddumba es la más joven de todos y la que hace menos tiempo ha logrado su sitio en la industria musical sueca e internacional. En este caso ha apostado por uno de sus temas que más visibilidad le han dado a nivel internacional como es el caso de Not too young que estrenó hace ya casi un año.

Por su propio estilo era, quizás, la artista que más cómoda se podía encontrar en una situación como esta, con una banda en directo y con un gran coro gospel y así fue. Ddumba nos volvió a ofrecer una actuación brillante demostrando que es un animal de directo y ofreciendo razones más que suficientes para su rápido y creciente éxito.

Andreas Johnson, al que algunos conocen por su paso en varias ocasiones por el Melodifestivalen, la preselección sueca para Eurovisión, ha elegido esta vez su mayor hit: Glorious. Con este tema, Johnson logró el reconocimiento internacional de la industria. Además, fue un tema utilizado por marcas comerciales como sintonía de anuncios de publicidad. Es uno de esos temas que muchos conocen aunque no saben de quién es ni de dónde viene. En directo y con coro gospel gana, pero eso es algo habitual para aquellos que amamos la música. El directo es el directo.

La última gran estrella sueca en pisar el escenario del Apollo fue Niklas Strömstedt. Si bien su carrera fuera de Suecia es más bien escasa, tiene una larga trayectoria en su país, la mayor parte de sus temas son en sueco aunque en este caso se ha decidido por la versión en inglés, algo que es una lástima.

If (Om), aunque lo haya interpretado íntegramente en inglés, es uno de los temas de Strömstedt que más nos gusta y que venía perfecto para una situación como esta. Era perfecto, por la sencilled de ese estribillo tarareado, para que todo el público acabase cantando junto a él que, por cierto, también mostró su lado de músico, no podía ser de otro modo.


Lo mejor de En kväll i New York ha sido, sin duda, el poder descubrir a los artistas de un nuevo modo, mostrando su voz sin aditivos y descubriéndonos todo su trabajo delante y detrás de los focos.

Lo peor de En kväll i New York es que la temporada ya ha terminado tras estas maravillosas cuatro entregas.

Es, para nosotros, una de las mejores apuestas que la SVT ha hecho recientemente y esperamos que algo así se vuelva a repetir independientemente de si es en Nueva York o en otro mítico teatro de cualquier otro rincón del mundo. La música de verdad siempre merece la pena.

jdavidsobral

Periodista y Community Manager. Blogger en www.nordpop.com y un gran fan de las nuevas tecnologías, la comunicación online, la música y la cultura nórdica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario