Entrevista: Sarah Dawn Finer más allá de Eurovisión y Lynda Woodruff

Sarah Dawn Finer durante la entrevista (Photo: Nordpop)
Durante nuestra semana en Estocolmo con motivo de la celebración de Eurovisión tuvimos la oportunidad de reunirnos con Sarah Dawn Finer y compartir un rato de conversación con ella. Hablamos sobre su carrera, próximos proyectos y sobre la Industria Musical sueca.

Nos reunimos con ella en la sala Södermalm del centro de prensa de Eurovisión, toda una premonición. Es el barrio más moderno y creativo de la capital sueca y no había mejor lugar para encontrarse con alguien que es también pura creatividad y mucho más que un personaje divertido.

Ya sentados, nos encontramos a una mujer cercana, siempre con una sonrisa dibujada en su rostro y que mira atentamente mientras preguntamos mostrándose agradecida por el interés. Un servidor no podía dejar de mirarla atentamente con admiración mientras ella respondía a cada pregunta. A veces se juntan el trabajo y el ser fan de un artista resultando situaciones de lo más excitantes y descubriendo a personas realmente interesantes y con mucho que contar.

A Sarah la conocimos en 2007 cuando participó por primera vez en el Melodifestivalen, lo volvió a intentar en 2009 con Moving on y desde entonces no ha parado de hacer cosas. Actriz, compositora, cantante y presentadora son algunos de los roles que ha tomado últimamente pero la música siempre está y estará por delante para la artista.



"Siempre voy a ser cantante ante todo, empecé a cantar cuando era una niña. La música es mi primer gran amor. Simplemente he elegido diferentes formas de expresarme de forma creativa actuando, a través del teatro musical, de la televisión y componiendo temas pero siempre voy a ser cantante primero".

Sin embargo, son muchos los que la conocen por desarrollar su papel como Lynda Woodruff por primera vez en el Melodifestivalen 2012, luego en Eurovisión 2013, varias ocasiones más en medio y este mismo año en Estocolmo. Fue en 2013, en Malmö, donde se desprendió del disfraz y se subió al escenario del certamen europeo para interpretar una versión especial del clásico de ABBA The winner takes it all sorprendiendo a todos aquellos que desconocían que detrás del personaje se encontraba una cantante de largo recorrido.

Sin lugar a dudas, fue una buena forma de mostrarse al público internacional con lo que fue su último sencillo lanzado de forma internacional.

"Siempre quiero hacer algo internacional, lo he querido durante los últimos 10 años pero es difícil (risas), más difícil de lo que piensas. Inicialmente la razón por la que participé en el Melodifestivalen fue para intentar tener una carrera internacional. No gané pero aún así llegué al público gracias a internet y también, especialmente, gracias a haber podido interpretar The winner takes it all en Eurovisión que luego fue lanzado en todo el mundo".



Eurovision es solamente una pequeña parte de su trabajo visible, solamente tenemos que viajar a unos meses atrás para comprobarlo. Vinterland es el álbum más reciente de Sarah que, al igual que Sanningen kommer om natten está completamente en sueco. Cuenta ya con 5 álbumes y un EP a sus espaldas y entre esos temas también hay muchos en inglés que lograron en su momento un gran éxito en Suecia, incluso sin haber ganado el Melodifestivalen.

"El inglés es tan primera lengua para mí como el sueco, así que siempre he querido hacer tours por Escandinavia, Europa y muchos países pero tienes que tener una Compañía Discográfica que quiera lanzar tu música y promocionarte para llevarte a Europa, a las radios... A mí no me han llevado las Compañías Discográficas de otros países por lo que no es mi elección. Si yo decidiese, definitivamente iría a esa audiencia internacional".

De hecho pronto veremos a Sarah actuar en el Teatro Apollo de Nueva York gracias al nuevo programa de la SVT tal y como te contamos hace unos días, pero no es la primera vez que Dawn Finer viaja a Nueva York.

"Tuve un concierto en Nueva York el año pasado... pero son siempre cosas que tengo que hacer por mí misma, son oportunidades que tengo que crear por mí misma. Siempre le digo a la gente que me quiere ver fuera de Suecia que tiene que ir a su emisora de radio, al promotor de conciertos y decirle que tengo que estar allí... Esa es la forma en la que habitualmente funciona esto. Pero estoy planeando hacer un album en inglés porque ya he hecho dos en sueco pero todavía no hay fechas".

Todo esto en medio de numerosos trabajos además de Eurovisión. "Acabo de terminar el Musical Cabaret tras año y medio así que desués de Eurovisión me voy a Nueva York para grabar el programa de la SVT. Entonces, de Junio a otoño tengo unos 5 meses para empezar a escribir el nuevo álbum".

Aunque lo habitual es que sea ella misma la autora de sus temas, Sarah es una privilegiada, fue la primera artista para la que Laleh compuso un tema. Hoy en día compone para numerosos artistas internacionales pero no lo había hecho cuando escribió Vinterland para el último disco de Sarah.

"Laleh nunca había escrito para nadie. Es una compositora muy interesante, es realmente única y tiene un sonido extremadamente único, por eso Max Martin vio algo en ella como compositora y productora y quiso llevarla a América para que ayudase al equipo de compositores suecos en América en el que no había nadie como ella. Han estado trabajando juntos durante dos años y ahora se ven los resultados. Es muy especial, es fantástica, lo hace todo por ella misma pero tiene una forma muy específica de escribir por lo que fue difícil para mí. La mayor parte de las veces escribo mis melodías y letras, y fue difícil cantar su canción a su manera pero quedó muy contenta con el resultado y eso me encanta".



No en vano, Laleh es ya una de esas grandes estrellas de la música sueca dentro y fuera del país siendo su primera parada internacional los Estados Unidos. Es allí donde están actualmente muchos de los referentes de los artistas nórdicos.

"La música pop sueca está muy influenciada por la americana, porque América es América cuando se trata de música. Mis referentes personales son Adele, de la que todo el mundo habla ahora, pero me encanta también la música inglesa como la de Duffy, James Morrison, John Mayer, el RnB, el hip-hop, Beyonce, Jay-Z... Pero lo más importante siempre es poder contar historias a través de la música por lo que tampoco puedo olvidar todo lode Tracy Chapman o Rihanna".

Suecia, tal y como nos comentaba la Embajadora de Suecia en España, ya exporta más música que coches. Se trata de un asunto serio para el país y para Sarah la clave está muy clara.

"El secreto de la música sueca son las melodías: son simples, pegadizas, claras que puedes escuchar, recordar y cantar tú mismo... Tenemos una gran herencia musical en este país. No damos las melodías por hechas y creo que esa es también la razón por la que Suecia tiene tanto éxito en Eurovisión: melodías claras que tienen un sonido internacional, funcionan en todas partes, en America y en Europa. Esa es la razón por la que los compositores suecos tienen tanto éxito en todo el mundo".

A pesar del poco tiempo que nos quedaba para seguir hablando con Sarah no pudimos evitar pedirle algunas recomendaciones musicales con sabor sueco. En ese momento se le venían muchos nombres a la cabeza pero no dudó ni un momento. "Recomiendo música todo el mundo y por eso os diría Seinabo Sey, ¡es fantástica!, y Sabina Ddumba". Son, de hecho, dos de las grandes estrellas actuales de la música sueca que están logrando ya un espacio en el mercado internacional.

Nosotros ahora permaneceremos atentos al nuevo lanzamiento de la SVT y esperamos con muchas ganas ese nuevo álbum de Sarah para compartirlo en una nueva publicación.

jdavidsobral

Periodista y Community Manager. Blogger en www.nordpop.com y un gran fan de las nuevas tecnologías, la comunicación online, la música y la cultura nórdica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario