La invasión del pop sueco

Max Martin (Photo : Getty Images/Paul A. Hebert)

Una vez más, la música sueca vuelve a ocupar espacio en un gran medio internacional como The New Yorker. Los artistas y compositores suecos dominan los charts globales y el mundo no es ajeno a ello.

Nosotros hemos hablado de ello en innumerables ocasiones, la música sueca está en todas partes incluso aunque muchos no sean conscientes que ello. No sólo se trata de ABBA, Roxette, Europe, Ace of Base, Avicii u otros artistas suecos de éxito. También las grandes estrellas del pop mundial triunfan con música creada por suecos.

¿Te gusta la música sueca?, pregunta Sasha Frere-Jones a los lectores de The New Yorker. Es muy probable que sí si te gustan Hot N Cold de Katy Perry, Please Don’t Leave Me de Pink, Since U Been Gone de Kelly Clarkson o el álbum 1989 de Taylor Swift, del que la mitad es obra del sueco Max Martin. Son solamente unos cuantos ejemplos, pero no hay que olvidad a las nuevas figuras de la música sueca como Tove Lo o Mapei que están logrando un gran éxito dentro y fuera del país.

Pero lo cierto es que si hay alguien que tiene gran parte de la culpa de esta invasión del pop sueco es Max Martin. Seguro que si decimos Baby one more time de Britney Spears nadie tiene dudas sobre a qué tema nos referimos. Pues sí, Martin es la cabeza pensante detrás de ese mega hit. Pero también ha trabajado con Backstreet Boy, con la sueca Robyn y con Céline Dion entre otros muchos.

Son los grandes genios que se esconden tras las largas sombras de artistas con millones de fans los que realmente tienen en sus manos y en su cabeza la clave del éxito. Y sí, están en el norte.

No te pierdas el artículo completo de Sasha Frere-Jones para The New Yorker [en inglés] haciendo clic en este enlace.

jdavidsobral

Periodista y Community Manager. Blogger en www.nordpop.com y un gran fan de las nuevas tecnologías, la comunicación online, la música y la cultura nórdica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario