Cuando el éxito es independiente del origen del artista

Cover Exit
Hace unos días el diario online The Local publicaba un interesante artículo en el que Paul Conolly explicaba cómo los inmigrantes copan los top de la escena musical de Suecia.

Este mismo año han salido a la venta los nuevos álbumes de dos de las mayores estrellas del pop sueco de la actualidad. Se trata de Darin, con su sexto disco de estudio Exit que logró ser número uno en febrero, y de Laleh, con su nuevo y quinto album titulado Colors y que sigue estando entre los discos más vendidos desde su lanzamiento.

Los dos tienen cosas en común, además de que ambos cantan en sueco y en inglés, y es que las raíces de ambos están fuera de Suecia. Los padres de Darin son de Kurdistan aunque él nació en Estocolmo.

Por eso mismo Darin siente que está influenciado por mezcla de diferentes culturas. Eso le ayuda a entender otras culturas con mayor facilidad. Darin es ya uno de los artistas con mayor proyección de Suecia. Ha participado en el Melodifestivalen y este mismo año fue elegido por la SVT para actuar en el descanso de la segunda semifinal de Eurovisión en Malmö siendo, de este modo, imagen de la música sueca hacia el exterior.


Laleh suele estar más alejada de los medios, pero en las pocas ocasiones que ha concedido entrevistas ha hecho referencia a las diferencias culturales que enfrentan a los inmigrantes en Suecia. La historia de la infancia de la artista es algo complicada. Su familia tuvo que mudarse de Irán a Azerbaiján, y de allí a Rusia para llegar, finalmente a Gotemburgo.

Sin embargo, cuando lanzó su primer album en 2005 obvió toda su historia ya que no quería que fuese eso lo que la definiese. Ella siempre ha dicho que ella no es su pasado, sino su futuro.

Recientemente ha lanzado nuevo album en Suecia con el título Colors y ha logrado mantenerse entre los más vendidos desde entonces. Como ella dice en el primer sencillo de este disco, sólo porque todo esté negro en la oscuridad no significa que no haya colores.

Aquellos a los que les gusta la buena música pero no les gustan las canciones sobre amor están de enhorabuena, y es que Laleh siempre afirma que sólo el 1% de las canciones que escribe tratan ese tema.


Otra cosa que Darin y Laleh tienen en común es que, a pesar de venir de lugares diferentes, han sabido tomar los mejores elementos de la música sueca para trabajar. Sus temas tienen siempre grandes melodías. Y es que este nuevo single épico de Laleh, Colors, podría estar ahora mismo arrasando en toda Europa, y esperamos que así lo haga.

Como dice Darin, "mi música no es ni sueca ni kurda, es pop, y eso es universal".

Nordpop

Periodista y Community Manager. Blogger en www.nordpop.com y un gran fan de las nuevas tecnologías, la comunicación online, la música y la cultura nórdica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario