El éxito del Melodifestivalen

Que el Melodifestivalen se ha convertido en un éxito de masas es difícil ponerlo en duda pero muchos se preguntan cada año el por qué. ¿Por qué cada año aumenta su audiencia y es un fenómeno en las redes sociales?

Querer dar una respuesta como única verdad absoluta sería todo un atrevimiento por nuestra parte pero tras seguirlo varios años y conocer qué se cuece en internet podemos dar algunos argumentos. Quizás sean estos o quizás no, pero desde luego no hay una razón, hay muchas razones para que este evento haya logrado tal relevancia.

Cada año, la televisión pública sueca (SVT) demuestra que una compañía pública bien gestionada en un país que apuesta por la cultura puede crear grandes shows que gusten a una audiencia internacional. No se trata de dinero en exclusiva, se trata de un modelo de sociedad que lleva años apostando por la cultura y por la gente. Los suecos han entendido, desde siempre, la música como parte de su cultura. De otra forma no serían de compositores suecos tantas canciones de las que a diario escuchamos. No es que no pueda haber buenos compositores en el resto del mundo sino que en el resto del mundo se suele apostar menos por la cultura musical.

El Melodifestivalen mejora cada año, ha logrado convertirse en el hermano pequeño de Eurovisión casi superándono. No en audiencia porque se trata de un formato de un país, pero sí ha logrado gran relavancia en las redes sociales, en los foros, etc. La SVT ha conseguido crear guiones atractivos para el espectador además de mostrar que reírse de uno mismo es lo mejor que puede hacerse. Si comparamos el Festival de Eurovisión de 2012 con el Melodifestivalen 2012 muchos nos quedaremos con el segundo. Cuando vemos un programa de este tipo no sólo queremos un gran despliegue de luces y sonido, queremos entretenimiento en los momentos en los que no canta nadie. Queremos reírnos aunque no entendamos todo lo que dicen. Quizás somos demasiado raros y entendemos más cosas de las que deberíamos pero no tenemos la culpa de estar enganchados a Suecia.

No sólo se trata de la estructura del programa ni de que recorran toda Suecia cada año para permitir que todos los ciudadanos formen parte del show. Han sabido crear un sistema de votaciones interesante para el público del país y para el público internacional. Tienen un formato de programa que dura seis semanas sin cansar al público. Este año están consiguiendo récord de audiencia, quizás debido a la victoria de Loreen el año pasado en Bakú.

Grandes estrellas de la música, grandes actuaciones, un sonido mejor que el del propio Festival de Eurovisión en muchas ocasiones, realización que sabe convertir en grande cualquier estadio de capacidad media. Música de todos los tipos, ¿qué más se puede pedir? Pues quizás que alguien apueste por algo así en nuestro país.

Pero la SVT también sabe que los fans internacionales de su festival estamos ahí todo el año y nos tienen en cuenta. Saben lo que nos gusta y nos lo ofrecen. Llevan años emitiendo su festival a través de internet con una calidad buena de imagen, salvo en alguna ocasión puntual. Hasta en eso nos llevan años de ventaja.

No se trata de intentar ser mejor que nadie, se trata de ofrecer oportunidades, se trata de ser una sociedad que cree en la cultura y en que tienen algo que ofrecer al mundo. No  importa lo lejos que estén los destinatarios pero ellos cumplen. Quizás el Melodifestivalen sea tan sólo un reflejo del poder que, como sociedad, tiene Suecia. Y es que la estima social se gana con el trabajo y los suecos la merecen. No es que sean mejores por ser suecos, es que han demostrado que trabajan duro para mostrar lo mejor de ellos mismos.

Desde Planet Eurovision queremos decir que nos da igual pop, rock, schlager o rumba, nos gustan los países que trabajan duro. Nos gustan los países que creen en su sociedad y la defienden intentando hacerla partícipe de lo mejor que tienen. Por eso nos gusta Suecia y por eso el Melodifestivalen logran gran éxito.

Es cierto, habrá muchas más razones, pero es difícil resumirlas en pocas líneas. Eso sí, la constancia y las ganas son importantes para lograr la victoria. Ellos logran la victoria cada año independientemente de su puesto en Eurovisión. Su victoria es llegar a nuestras casas, hacernos reír y disfrutar durante nada menos que seis semanas.

Tack Sverige!

Nordpop

Periodista y Community Manager. Blogger en www.nordpop.com y un gran fan de las nuevas tecnologías, la comunicación online, la música y la cultura nórdica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario