El Melodifestivalen alemán, una cascada de emociones

Cascada tras ganar (Photo: Thomas Hanses/ EBU)
Cascada tras ganar (Photo: Thomas Hanses/ EBU)
Anoche la ARD alemana nos regaló un pequeño adelanto de lo que será, el próximo año, su propio Melodifestivalen. Está claro que los suecos han sabido explotar todo el potencial de su festival musical y los alemanes han comprendido lo beneficioso de la idea.
Buen nivel entre las doce candidaturas de estilos muy variados y mucha agilidad convirtieron Unser Son für Malmö en un show que se hizo corto. Las apariciones estelares fueron las de Loreen, ganadora de Eurovisión 2012, y la de Lena, ganadora de Eurovisión 2010, que consiguió devolver la victoria a Alemania tras años de resultados pésimos.

En el jurado grandes artistas como Tim Bendzko o el propio Roman Lob que el año pasado representó a Alemania en Bakú. Es cierto que echamos de menos que nos deleitase con su Standig steal.

La gran favorita de la noche era Cascada aunque a nosotros nos encantaba el rollito de Mobilée. A pesar de ello hay que reconocer que el sonido no fue lo bueno que esperábamos y algunas candidaturas se desinflaron en el directo.

#USFM ya era trending topic en Twitter en Alemania una hora antes de comenzar el show y pronto logró convertirse en tendencia mundial y en tendencia en España. Lo mismo ocurrió con Cascada desde su actuación hasta su victoria posterior.

Las votaciones fueron frenéticas y sin acuerdo alguno. Sitema compuesto de votaciones online donde Cascada quedaba segunda y LaBrassBanda primeros, votaciones de un jurado profesional que dejaban a Cascada en tercera posición y un público que apostaba por Cascada como primera opción convirtiéndola en ganadora.

Suponemos que la falta de acuerdo se debió, principalmente, a los diferentes criterios de las personas que habían votado.

Anke estuvo maravillosa como presentadora, es cierto que nos encantaría saber alemán para haber podido reírnos a gusto durante la gala. El público parecía divertirse y nos encantó que la ARD no tuviese que recurrir a los aplausos de lata como ocurrió en el Dansk Melodi Grand Prix. Los alemanes estaban entregados.

Y mientras en las redes sociales los seguidores de Eurovisión debatían. Para unos Cascada es más de lo mismo, para los otros es una diva necesaria para la edición de 2013 en Malmö, otros creían que todas las candidaturas eran horribles. ¿Qué ocurrirá el próximo mes de mayo? ¿Repetirá suerte Alemania? ¿Arrastrará Cascada al voto a sus fans de todo el mundo? Sólo queda esperar.

Lo que sí está claro es que seguimos a años luz de muchos países. Por ahora nos encanta el sistema de elección interna ya que asegura la calidad y la solvencia de las candidaturas pero nos gustaría que a alguien se le encendiese la bombilla y comprendiese que Eurovisión es la gallina de los huevos de oro. La tenemos delante pero no la explotamos y eso es un fallo difícil de perdonar.

Quizás el tiempo haga abrir los ojos a los responsables de nuestra televisión pública. El tiempo nos dará la respuesta.

Nordpop

Periodista y Community Manager. Blogger en www.nordpop.com y un gran fan de las nuevas tecnologías, la comunicación online, la música y la cultura nórdica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario